¿Qué tecnología se usa para la mesoterapia?

La mesoterapia es un tratamiento no invasivo que se utiliza en medicina estética. Su utilización se realiza principalmente en dos grandes zonas, en el cuerpo, conocida como mesoterapia corporal, y en el rostro, conocida como mesoterapia facial. Lo que buscas con ella es la eliminación de las arrugas, tratar las cicatrices que se producen con el acné o con la pigmentación de la piel, la reducción de la grasa corporal y la reducción o eliminación de la celulitis en glúteos y muslos.

La tecnología para la mesoterapia

A pesar de que cada vez hay más avances tecnológicos, tienes que tener en cuenta que los dispositivos que se utilizan no hacen todo el trabajo. Sin embargo, la tecnología es muy importante en este tipo de procedimientos.

Cómo se desarrolla esta técnica

Cada una de las zonas a tratar tiene una tecnología y unos procedimientos diferentes.

Tratamientos faciales. Cuando hablamos de la mesoterapia facial, lo que te vas a encontrar es que se utiliza un láser. Estos láseres lo que hacen es fraccionar la luz para conseguir un barrido en la epidermis buscando varias fracciones. Lo primero es eliminar la capa más superficial de células muertas, lo que ya de primeras te cambia el aspecto de la piel. Después hay una función térmica, que consiste en estimular las células internas de la piel a través del calor generado. El hecho de combinar estos factores consigue aumentar la producción de colágeno y elastina.

Tratamientos corporales. Una de las técnicas más usadas en el tratamiento del cuerpo es el ultrasonido cavitacional. En este caso, se combinan tres tecnologías distintas de última generación. La radiofrecuencia, que se encarga de tonificar, la luz infrarroja, que consigue aumentar la temperatura del cuerpo y quemar así la grasa y por último está el ultrasonido, que provoca la implosión del adipocito.

Dentro del tratamiento corporal también se utiliza el láser, aunque está más orientado a la depilación, a la eliminación de lunares o tatuajes y a las estrías.

Una de las técnicas más utilizadas en la mesoterapia es la microinyección a muy bajas dosis de sustancias que van a combatir la celulitis, las arrugas, la flacidez o la grasa localizada. Estas inyecciones se aplican a nivel superficial, a unos 3 o 4 milímetros de profundidad.

Nuevas tendencias para realizar mesoterapia

La tecnología y la mesoterapia están íntimamente ligadas y no dejan de evolucionar. Dentro de las nuevas tendencias en mesoterapia destacaremos la mesoterapia virtual, también conocida como electroporación.

Esta nueva técnica consiste en emitir corriente de baja intensidad para conseguir aumentar la permeabilidad de la piel. Así, se consigue abrir el poro y permitir que la sustancia aplicada en la superficie penetre.

La mesoterapia no deja de evolucionar y siempre se está buscando la tecnología que permita mejores resultados reduciendo el trastorno para el paciente. Animamos a probarla.