Los secretos del láser lipolítico y la aparatología estética que utiliza

El láser lipolítico es un tratamiento estético muy de moda y que cada vez se aplica en más centros de estética. Es por ello que en los últimos tiempos esta máquina se está abriendo paso entre las herramientas para peluquerías más modernas. Pero, ¿sabes lo que es? A continuación te lo explicamos con pelos y señales.

¿Qué es el láser lipolítico?

El láser lipolítico es un tratamiento reductor no invasivo. Es decir, que no requiere de un quirófano ni intervención quirúrgica, pese a lo que su nombre pueda hacernos pensar. De hecho, lo más común es que sea aplicado en centros de estética.

Y es que no se trata de un láser de corte, ni por asomo: el láser lipolítico emite una serie de ondas que penetran en la zona a tratar, desencadenando en el interior el efecto conocido como lipólisis, y que no es más que el mecanismo por el que el propio cuerpo quema y disuelve la grasa. Es, por eso, perfecto para enfrentar la reducción de esas zonas díscolas en brazos, piernas o tripa donde la grasa se resiste.

¿Cómo se aplica el láser lipolítico?

El tratamiento de láser lipolítico suele constar de cuatro sesiones, una por semana, de una media hora cada una. Para llevarlo a cabo deberás tumbarte sobre una camilla, y el especialista de tu peluquería o centro de estética se encargará de ajustar un set de almohadillas sobre la zona a tratar, preparándola para el impacto del láser.

Lo único que sentirás durante la sesión será, en todo caso, algo de calor en la zona tratada.

Los beneficios del láser lipolítico

Un tratamiento mediante láser lipolítico debería ser efectivo en poco tiempo, pudiendo notar sus efectos a corto plazo. Además, y frente a otros procedimientos para la reducción de grasa, ¡este cuenta con la ventaja de reducir estrías y celulitis! Y, por supuesto, olvídate de cicatrices o postoperatorios.

Además se ha demostrado útil para mantener la tonificación del cuerpo y ayuda a la eliminación de toxinas, mejorando a su vez la circulación. Se trata sin dudas de un tratamiento estético de lo más completo.

El láser lipolítico entre las herramientas para peluquería

Todo centro moderno que se precie ha de contar entre sus herramientas para peluquería con un equipo lipolítico. Por desgracia se trata de aparatos de gran tamaño y coste elevado, por lo que es imposible contar con versiones domésticas. ¡Incluso los profesionales deberían evaluar cómo hacer frente a una inversión como esta! Además, el personal del centro que lo aplique ha de estar formado en el uso de la máquina; después de todo, estamos tratando con láseres.

Sea como fuere, el láser lipolítico es un tratamiento reductor efectivo y de lo más interesante. Pide información en tu centro estético y, si al final te animas, ¡seguro que no te arrepentirás!