Cómo montar una peluquería paso a paso

Abrir una peluquería es una apuesta de futuro en la que comenzarás como emprendedor desde cero, por lo que tendrás que poner mucho trabajo y empeño. Para ayudarte en esta ardua tarea de emprender, te damos las claves para abrir tu propia peluquería. Desde qué software de peluquería necesitas para gestionar tus cobros hasta qué pasos debes dar para abrir tu peluquería, un negocio con mucha proyección y demanda. Los datos de Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, así lo demuestran:

● Hay una peluquería por cada 900 habitantes, frente a los 1500 de media de Europa.

● En España existen unas 50 000 peluquerías y salones de belleza.

● El sector ha crecido un 2,3% en los últimos dos años.

● Es un sector en el que se facturan unos 5200 millones de euros.

● Los consumidores invierten más en ir a una peluquería que en comprar productos de belleza para utilizar en el hogar.

● Ir a la peluquería se ha convertido en toda una experiencia para los clientes.

Y es que se trata de uno servicio que siempre va a ser necesario: todo el mundo necesita cortarse y arreglarse el cabello, tanto hombres como mujeres. Para prepararte para esta profesión tan necesaria en la sociedad deberás contar con una titulación específica, ya sea a través de una academia o el Grado Medio y Superior de Peluquería y Estética

. Si quieres saber cuáles son los requisitos para abrir una peluquería, te lo explicamos en las siguientes líneas.

Paso 1. Como montar una peluquería: el plan de negocio

Tener un objetivo claro y bien definido es vital para cualquier proyecto al que te enfrentes, ya sea personal o profesional. En este caso, deberás comenzar por idear en tu cabeza cómo quieres que sea tu negocio. Todos los detalles que vayan conformando la idea se materializarán en el llamado plan de negocio, un resumen de las expectativas que tienes respecto a tu nueva aventura empresarial.

Es perfecto para hacerte una idea previa de todos los detalles de tu negocio y también para presentarlo ante cualquier entidad. Por ejemplo, puede que estés buscando financiación para montar tu peluquería y esta es la forma perfecta para presentar tu idea de proyecto a posibles inversores. Y en cuanto a la redacción, no te preocupes, ya que en Internet existen multitud de simuladores de planes de negocio que te ayudarán a su creación.

Se trata de un documento vivo, por lo que podrás modificarlo las veces que quieras durante el período que dure la gestación del proyecto. Otra de las características que debe tener es ser realista, para que así cumplir con él sea más sencillo. En él deberán constar los siguientes pasos que te detallamos.

Paso 2. Análisis de mercado

Conocer a tu competencia es uno de los principales pasos que tendrás que dar para saber perfectamente en qué ámbito vas a meterte. Si ya conoces el sector de las peluquerías porque has trabajado anteriormente por cuenta ajena, estupendo. Si no es así, infórmate y realiza una pequeña investigación de cómo está el sector de las peluquerías en tu zona.

Análisis DAFO: resulta muy útil realizar un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades). Con este tendrás claro qué te caracteriza a ti y a tu competencia, con los aspectos positivos y negativos de ambas partes.

Paso 3. La ubicación de tu peluquería

A la hora de analizar tu competencia, resolverás también dónde ubicarte. Y es que es sumamente importante dónde vas a tener localizada tu peluquería, atendiendo a diferentes criterios como estos:

– Evita la competencia directa puerta con puerta, lo mejor son los barrios nuevos.

– Busca un lugar con buena visibilidad.

– Intenta que sea una zona con un importante flujo de tráfico de personas.

– Debe ser un área donde la demanda sea alta y la oferta escasa, en cuanto a servicios de peluquería se refiere.

Valora el poder adquisitivo de la zona y adecúa los servicios que vas a ofrecer. Los precios deben ser adecuados a tu público y establecer la mejor calidad/precio.

– Analiza si las actividades comerciales que hay en la zona favorecen de algún modo a tu futura peluquería.

– Comprueba que cuentas con todos los suministros necesarios (luz, agua, internet…) para empezar a despegar.

¿Qué local elegir?

Otro factor indispensable es encontrar el local adecuado. Puedes optar por uno que ya haya sido anteriormente una peluquería (y por lo tanto está acondicionado para ello) o partir de cero con un local comercial que no haya pertenecido a este ámbito. Si eres primerizo/a, será más sencilla la primera opción, porque ya contarás con las licencias y los servicios dados de alta.

Si cuentas con conocimientos del sector, puedes aventurarte a reformar un local vacío y adecuarlo a tu gusto. En cualquier caso, independientemente del tamaño del local, este deberá contar con:

– Sala de espera y recepción.

– Sala con elementos de peluquería.

– Aseos para clientes y personal y vestuario (pueden combinarse).

– Almacén.

Alquiler o compra

Esto va a depender del presupuesto que manejes y cuál es tu plan de negocio a largo plazo. El alquiler te da una libertad mayor que la compra, pero una opción que equilibra ambas formas es la de un local en alquiler con opción a compra. Piensa que el alquiler suele ser por dos años y después la renovación es inmediata. Tanto si el negocio no prospera, como si necesitas elegir otro local por diversas causas (ampliar el negocio, mudarte a otra zona con más posibilidades…), solo necesitarás avisar con la antelación que esté estipulada en la cláusula del contrato de alquiler. Para la compra tendrás que aumentar tu presupuesto o recurrir a una hipoteca.

● Otras opciones

Otra opción siempre presente es la de optar por el traspaso de una peluquería que ya esté en marcha. Piensa que tanto esta opción como la de un local vacío pueden requerir reformas, que tendrás que integrar en tu presupuesto.

También puedes valorar las franquicias. Al principio implicará un desembolso mayor (casi siempre mayor a 60 000 euros) pero, a largo plazo, suele generar buenos ingresos. Es una opción rápida y en la que ya cuentas con cierta reputación de una marca en el mercado.

Paso 4. Modelo de negocio

Debes saber qué tipo de servicios vas a ofrecer y que ello conste en tu plan de negocio. Haz un resumen de cómo orientarás tu negocio: peluquería mixta, para mujeres, barbería para caballero, salón de belleza… Tienes que describir la empresa al detalle, indicando cuál es el objeto de tu negocio de forma clara y detallada. Una vez que tengas claro este punto, intenta discernir qué característica de tu negocio lo hace único, para poder potenciarla. ¿En qué te diferencias de la competencia? Este será tu mayor valor añadido y con el que jugarás a la hora de convertir a tu negocio en uno rentable.

Forma jurídica

Cualquier tipo de negocio lleva añadida esta decisión: ¿qué forma jurídica adoptar al comenzar como emprendedor? En tu gestoría te asesorarán sobre cuál es la más adecuada para ti en función de diversos factores y características de tu peluquería.

Por un lado, la opción de ser autónomo será la elegida si estás pensando en abrir un negocio de pequeñas dimensiones, en el que solo trabajarás tú. Para ello tendrás que:

– Realizar la declaración censal

en Hacienda con los modelos 036 y 037.

– Obtener el número de Afiliación a la Seguridad Social en la Tesorería General de la Seguridad Social.

– Darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos

de la Seguridad Social.

Pero si tienes en mente una empresa mayor, que generará grandes beneficios y que contará con empleados, es mejor que escojas la formación de algún tipo de sociedad (limitada o cooperativa, por ejemplo). Tendrás que tener en cuenta el número de socios y el capital inicial. En el caso de contar con empleados, deberás cumplir con los trámites que requiere la Seguridad Social y los propios de la Comunidad Autónoma. Además, existen normas relacionadas con los riesgos laborales que deberás cumplir.

Paso 5. La inversión para comenzar tu proyecto

La inversión previa se sitúa entre 30 000 y 50 000 euros. Esta cifra va a variar en función de diversos factores, como el tamaño de la ciudad en la que te asientes, la ubicación específica o los metros cuadrados de tu futuro local.

El presupuesto que manejes deberá tener en cuenta todos los gastos a los que te vas a enfrentar y también tendrás que añadir un extra para imprevistos que puedan surgir. Entre esos gastos ten en cuenta las licencias, el alquiler o hipoteca del local, los sueldos de empleados (si los hubiera), impuestos que debes pagar y los diferentes materiales que necesitarás para tu negocio.

Además, deberás definir de dónde vendrá la financiación, si será propia o de otros entes, privados o públicos. Puedes informarte también de las ayudas para emprendedores, que se publican en el BOE

(Boletín Oficial del Estado) y en los propios boletines de cada Comunidad Autónoma. Cuenta con la ayuda de un contable para valorar todas las opciones a las que recurren las pymes:

– Préstamos.

– Cuenta de crédito.

– Hipoteca.

El mobiliario para peluquería

Parte de ese presupuesto inicial lo vas a dedicar al mobiliario de la peluquería, que se divide en:

Mobiliario de peluquería: tocadores para peluquería, lava cabezas, espejos, sillones…

Mobiliario de sala de espera: mueble de recepción o mostrador, sofás, mesas bajas…

Unas cifras de referencia estarían entre los 10 000 y 12 000 euros. Deberás informarte sobre cuáles son los mayoristas de mobiliario de peluquería y cuáles te interesan más tras valorar lo que te ofrecen. Ten en cuenta factores como el precio, la calidad de los materiales y las fechas de entrega.

● Herramientas, máquinas y productos

Puedes considerar la opción de comprar o alquilar todas las máquinas que necesites. Se trata de una forma de evitar una inversión inicial muy grande y de poder generar ganancias igualmente sin adquirir maquinaria bastante costosa. Una solución rápida para el comienzo que podrás modificar a largo plazo adquiriendo tus propias máquinas. Hablamos de cortadoras profesionales, secadores profesionales, rizadores, tenacillas, planchas para el cabello….y todo aquello que vayas a necesitar.

Además, tendrás que pensar en adquirir todos los productos que necesites para proporcionar los servicios que te planteas: coloración, mascarillas, ceras capilares, champús, alisadores, decoloraciones, moldeadores, espumas, lacas, fijadores, acondicionadores o neutralizantes. Haz un listado previo de las herramientas indispensables para comenzar (los peines, cepillos, difusores o rulos no deben faltar) y asegúrate de tener un stock suficiente para arrancar.

Por último, adquiere el textil que emplearás en tu negocio, desde tu propio uniforme o el de tus empleados, hasta las batas, capas, toallas y gorros que usarás. Será una decisión importante que debe ir en la misma línea de la decoración y la imagen de marca que quieras dar a tu negocio, punto que tocamos a continuación.

La decoración

La cifra para el presupuesto destinado a la decoración rondará los 10 000 euros. Se trata de otra de las patas más importantes del plan de negocio, ya que será la carta de presentación de tu peluquería. Es bien cierto que todo entra por los ojos y este dicho se ajusta a la perfección a lo que ocurre en los comienzos de un establecimiento, cuando todavía no es conocido y sus primeros clientes se deciden a entrar por las sensaciones que le transmite ese nuevo lugar.

En esto juega un papel súper importante la decoración, ya que será la encargada de transmitir esa parte intangible de un negocio, que apela a las emociones. Tendrá que ser una decoración que combine tres partes:

– Que respete tu gusto y estilo.

– Que sea adecuada para una peluquería.

– Que tenga coherencia con el resto de elementos del local.

– Que evoque harmonía.

En general, deberás cuidar todos los elementos de decoración de tu local, desde el color de las paredes o del mobiliario hasta las capas que damos a los clientes en el momento de lavar o cortar el cabello. También deberá tener coherencia el uniforme de la gente que allí trabajéis. A través de todos estos elementos crearás un lugar en el que los clientes se sientan cómodos, ya que será un negocio al que acudirán a mejorar su imagen y aspecto, por lo que el local debe ir en consonancia con ello.

Diseñador de interiores. Lo ideal, si tu presupuesto lo permite, es contar con un diseñador de interiores. Un profesional te indicará como manejar los colores de tu local para que puedas crear una imagen de marca coherente con tu estilo y tu gusto. Además, ten en cuenta que el rótulo exterior también será la forma de atraer clientes y por lo tanto debes dedicar tiempo a diseñarlo. También el material publicitario con el que puedas contar en el local.

Paso 6. La documentación necesaria

A no ser que disfrutes especialmente con los trámites de papeleos, este es el paso más tedioso. Si no eres primerizo/a en esto de emprender, ya estarás al tanto de qué administraciones tienes que visitar. Si no es así, te aconsejamos que te pongas en manos de una asesoría para hacer correctamente todos los trámites y que tu negocio empiece con buen pie y legalmente. Esto es lo que necesitarás:

– Licencia de actividades e instalaciones.

– Registrar un nombre de empresa en el Registro Mercantil.

– Número de Identificación Fiscal (NIF).

– Impuesto sobre Trasmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

– Declaración censal de inicio de actividades.

– Impuesto de Actividades Económicas.

– Número de Afiliación a la Seguridad Social.

– Registrar los ficheros personales en la Agencia Española de Protección de Datos.

La administración local del ayuntamiento en el que ubiques tu local y una gestoría serán los dos primeros lugares a los que deberás acudir para informarte y asesorarte. Una recomendación: cuando ya hayas elegido local, pero antes de hacer todos los trámites de alquiler o compra, acude a alguna de estas entidades para que te informen de que todos los aspectos legales relativos al local comercial están correctos.

Una vez que te concedan la licencia deberás pagar por ella. Esta cantidad varía en función de los metros cuadrados que tiene el local donde asentarás tu peluquería. Esta licencia de actividad puede tardar entre 3 y 12 meses, por lo que se permite abrir al público antes de tenerla. Eso sí, deberás asegurarte al 100% que cumples con todos los requisitos para que, una vez abierto, los técnicos municipales confirmen dicha licencia. Estos pasarán por tu local para verificar que todo es correcto para aprobar dicha licencia.

Cada ayuntamiento es un mundo y las normativas de urbanismo varían. Tendrás que informarte de las especificaciones exigidas dentro del local para saber que cumples con los requisitos de accesibilidad, aislamiento acústico, zona de desinfección de material, capacidad energética o medidas de seguridad.

Seguros. Es recomendable que contrates un seguro para tu local. El de Responsabilidad Civil responde por las actividades de la peluquería y el Seguro de Comercio Multirriesgo te cubre frente a posibles daños que sufra el local. Con la Cobertura de Robo harás frente a un eventual hurto.

Paso 7. La tecnología al servicio de tu peluquería

La tecnología debe ser una de tus grandes aliadas a la hora de gestionar el día a día de tu negocio. Necesitarás un terminal con el que realizar los cobros, imprimir un ticket a tus clientes o conocer qué productos tienes en almacén. Atrás quedaron los tiempos de las cajas registradoras que únicamente llevaban la cuenta del dinero que entraba y salía y había que apuntar todas las operaciones del día en un papel. La tecnología está para facilitar las cosas y con un buen software de peluquería para tu terminal TPV te será mucho más fácil llevar las cuentas de tu empresa. Esto va unido, indiscutiblemente, a la adquisición de un buen equipo informático.

Software para peluquería

Una buena idea a la hora de adquirir un software de peluquería es Saraworld, empresa especializada en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con más de 20 años de experiencia. Conocen de primera mano lo que supone comenzar de cero un negocio y la ilusión que hay invertida, pero también la frustración momentánea hasta que llegan los primeros beneficios. Es por ello que ponen a tu disposición su servicio gratuito, para que puedas funcionar desde el primer día sin tener que desembolsar una cantidad de dinero por el software para tu empresa.

Se trata de un avanzado programa para peluquería adaptado a las necesidades reales de hoy en día. Puedes disfrutar del plan gratuito del sistema de gestión. No tiene límite de tiempo, ya que no se trata de un sistema de prueba, y con él puedes aprender mientras trabajas. La versión gratuita cuenta con un software que te permite gestionar los artículos y el almacén, controlar la caja diariamente, emitir tickets e informes…

La única funcionalidad que se reserva para la versión de pago es la gestión de clientes y agenda, un sistema imprescindible cuando el negocio ya cuenta con una importante cartera de clientes fijos, por lo que puedes empezar con la versión gratuita con vistas a la de pago cuando tu cartera de clientes sea más amplia.

Más información aqui http://www.saraworld.com

Paso 8. Marketing para que conozcan tu negocio

Hoy en día es casi impensable arrancar un nuevo proyecto sin que este tenga presencia en la red y en las diferentes redes sociales. Sin duda, el boca a boca siempre ha funcionado y seguirá haciéndolo, pero no está de más una ayuda extra dejándote ver en las pantallas de los potenciales clientes. Si no estás al tanto del mundo del marketing y las nuevas tecnologías, consulta con un experto en marketing digital. Te indicará cómo establecer tu plan de marketing y qué acciones debes hacer para tu tipo de negocio.

Promociones

Es importante, sobre todo al principio, darle algo al cliente para que le deje un buen sabor de boca y quiera volver. Para esto se han inventado las promociones. Puedes dedicar un día a la semana para ofrecer un descuento, por ejemplo, o incluir cupones de descuento. Llamará la atención de los primeros clientes y ayudará a convertirlos en habituales de tu peluquería.

Publicidad

Puedes dedicar parte del presupuesto para publicidad pero hoy en día, realmente, no es necesario, al contar con la red para promocionarte de mil y una formas gratuitas (o casi). Utiliza todos los medios a tu alcance para que tus potenciales clientes se enteren de tu apertura. Completa esto con una página web y un perfil en algunas redes sociales. Podrás hacer una campaña de publicidad en Facebook, Google o Instagram con muy pocos euros.

Con esta guía podrás comenzar a dar los primeros pasos que te lleven a la apertura de tu peluquería. Con un software de peluquería que te ayude a la gestión diaria, un local bien ubicado y todos los trámites en regla llegarás al éxito. Acompáñate de alguna acción publicitaria y del trabajo y esfuerzo diario. Un sector con gran demanda te espera.